Friday, February 29, 2008

Riñia callejera


Ayer en la calle vi una escena que me impacto: una madre le gritaba a su hijo adolescente, que estaba en la puerta de una peluquería pero se quería escapar, que entrara y se cortara el pelo (lo tenía un poco largo), que le rebeldía se le iba a acabar, la cara del chico era de miedo, me pareció injusto el pedido de la madre….. No tenía un aspecto desagradable el corte de pelo del muchacho, el único problema es que su madre seguramente no pensaba como yo, pero es una cuestión más generacional que estética, si su hijo viera los peinados que se hacía su madre de Joven, no los va a encontrar de su gusto, a no ser que pueda ver más allá que lo que dicta la moda. Tan grotesca me pareció la situación que no mereció mucha atención de mi parte, y todo los laureles de la estupidez humana se los llevó la mamá de ese joven, que lo único que quiere, y con eso no jode a nadie, es encontrar su identidad a través de un peinado que lo distinga de los demás, mientras que su madre parece una sargenta retrograda…


2 comments:

el winco verval said...

Desde que soy adolescente y ahora que no lo soy tanto, como mujer puedo decirte que no uso peine. Tendo le pelo lacio, me lo lavo y punto. a la mañana me veo en el espejo me acomodo el pelo con las manos y listo.
Lo que comenzo con rebeldia termino siendo comodidad y estilo.
Besos Santi, che hace mucho que no pasas por el winco...

Lau said...

que suerte la de winco!
Yo uso demasiadas cosas para el pelo.
Pero sobre el post...yo he presenciado cada "escenita"..entre madres e hijos adolescentes...igual pensé que este tipo de cosas ya no pasaban más
Saludos! :)