Thursday, August 09, 2007

El alumno debe superar al maestro


El sábado pasado vi una película sobre la dramática vida de Jacqueline du pré, la brillante violonchelista que murió en el año 1987 a los 42 años de una enfermedad nerviosa; y que estuvo casada con Daniel Barenboim. Hay una escena en la que a la hermana de ella, Hilary, que es flautista, le están tomando un examen en un conservatorio y el profesor de muy mala manera le critica que se mueva tanto mientras toca, ver esto me suscitó esta reflexión: si existen y han existido talentosos deportistas; violinistas; pianistas; ajedrecistas, etcétera, fue porque hubieron y hay gente que supo ver las potencialidades que estaban en gestación, o sea grandes maestros descubridores de tesoros de la humanidad. Un niño prodigio es como ya nace sabiendo desde la cuna, pero si no le toca un buen profesor y guía espiritual, es muy probable que ese talento se marchite, y nunca sea lo que pudo haber sido. Algo que pasa mucho, es que para alguien uno puede por ejemplo escribir mal; y para otro bien, esto significa que a veces la suerte juega un papel importante, ya que no es seguro que demos con la persona adecuado que sepa ver lo que podemos llegar a dar.

Parece raro, uno siempre se acuerda de Mozart, Velásquez, Miguel Angel, pero de los precursores de ellos, no se habla mucho, se los nombre el pasar, de hecho que yo sepa no hay una película sobre el padre de Wolfgang o si existen no se conocen, biografías de los maestros de los grandes pintores, los que venden son sus discípulos, que bien merecido se lo tienen, de eso no hay dudas, esto es tan solo una observación.

6 comments:

Iwao Qi said...

es muy buena observacion, este tipo de reflexiones me hacen creer que la suerte, a veces, es un factor real que influye por sobre todo lo demas en el camino que puede tomar el destino

Amazona said...

hola! creo que mas que la suerte para mi es cuestion de varios factores. A veces uno cree en otro pero el otro no cree en si y ahi la suerte no aplica, mas bien la disposicion, el deseo de transformarse.
Creo en que uno forma y deforma su vida y tambien creo que existe quizas algunos factores de sincrodestino, señales, oportunidades... que se gestan por que uno los invoca queriendo y no queriendo. Tambien creo que cada realidad es unica e irrepetible y ya desde ahi hay diferentes puntos de acuerdo a las experiencias, la educacion, la cultura, el condicionamiento, etc. No se si ya me perdi pero por de acuerdo con iwao siempre que vengo aqui reflexiono!
Abrazos santiago!

Santiago said...

Iwao qui: Es ciertos, pero no es suficiente con eso, hay que poner mucho de uno y estar preparado para aceptar la suerte cuando toca a nuestra puerta.

Amazona: Saber que mi blog te sirve para algo, me reconforta mucho, gracias.

A veces la vida me pesa mucho, no sé que hacer, otras veces amo su misterio, pero siempre decido vivir, aunque la parca es como una mosca molesta que no deja de sumbar en mis oídos.

Alejandra said...

Por experiencia propia (soy de profesión "músico"), he sido testigo como muchos profesores se encargan de "frustrar" talentos. Nunca pregunté la razón de dichas actitudes por parte de docentes "reconocidos" hacia sus alumnos, pues no medían lo que con sus observaciones solían provocar en los discípulos.
He visto muchos alumnos de diversos instrumentos llorar desgarradoramente, y no particularmente por una indicación "oportuna" ni con el deseo de ver crecer a un alumno...
Los criterios en la enseñanza del "ARTE", cualquiera sea su rama, a veces es terrorífica (ahora y siempre, aquí y en cualquier parte del mundo).

Saludos.

Cote Cumplido said...

El fin justifica los medios, en este caso, el fin desaparece a los medios.

Mozart es un genio, pero Leopoldo desapareció.
Miguel Angel lo es, pero sus maestros de niñez perecieron.
Lo mismo con Leonardo...y seguimos sumando.

La historia la escriben unos pocos subjetivistas, que eliminan los que le parece irrelevante. pero...¿quien dice que es revelante y que no?

Santiago said...

¿Quienes dicen que es relavante? Yo creo que es un poco arbitrario, seguramente en la época de Mozart hubieron músico tan talentoso como él, pero como él fue un niño " prodigio" cobró más notoriedad, merecida de eso no hay dudaas, y hubo otros que no tuvieron el reconocimiento merecido.