Monday, October 29, 2007

Un océano de posibilidades

En determinados momentos de nuestras vidas nos solemos preguntar, ¿crecí o sigo siendo el mismo? Nos angustiamos intensamente porque creemos no haber crecido un ápice, cuando en realidad, pequeños cambios interiores, casi imperceptibles, se fueron dando en nosotros. Esto nos suele ocurrir, por lo general, cuando llegamos a alguna edad importante, y hacemos como un balance de lo logrado hasta entonces, ¿estamos donde queremos estar? ¿Somos lo queremos ser? ¿Nos valoran en lo que hacemos? Y muchas otras preguntas que nos hacemos, en algunos casos para martirizarnos, ya que el haber crecido no significa siempre un logro concreto, puede ser también el haber cortado con un mal hábito nocivo para nosotros. Sí, es cierto, hay como una presión social que dictamina quien tiene éxito en la vida y quien no; para poder ser más auténticos, cada uno tiene que ser su propio guía y marcar sus propias pautas de crecimiento, de lo contrario el monstruo te come. No es fácil, superar los prejuicios, las presiones, los conflictos familiares, pero es un esfuerzo necesario si es que se quiere crecer de verdad. Y todos lo sabemos, la verdad duele, y no todos tienen el coraje para enfrentarla.

4 comments:

FDG said...

la reflexion es 100% cierta, pero no se puede escapar al insensato monstruo q es el sistema, solo logran superarlos los mas desquiciados aun, terroristas, somos menos importantes q una hormiga de en relacion a su hormiguero, solo hay q tratar de pasarla bien, y no martirizarse por las metas no alcanzadas, pero tampoco ser un flojo, creo q es un juego en el q no se puede ganar y esa es la mayor de las locuras, nadie te dio opcion a jugarlo, desde q uno nace esta obligado

Duendecilla said...

Hola Santiago, mil gracias por tus palabras y visitas a mi blog, me siento honrada, me halaga que mis escritos hayan tenido ese efecto en ti, de eso se trata de hacer sentir al lector, de transportarlo en las letras, mil gracias de nuevo, un abrazo desde Venezuela.

Lau said...

si, a mi me pasa los mismo muchas veces. Cuando el ideal de "progreso" que impone la sociedad o el entorno, ese "deberías ser" empieza a pesar mucho y rebota en la propia autoestima.
No sos el único.
Saludos! :)

Luz said...

Y el exito? que es el exito?
Yo creo que esa palabra tiene tantas definiciones como personas hay en el mundo.
Como dice Lau, no sos el unico
Besos!