Sunday, November 18, 2007

Un manjar de las letras

Estoy leyendo el primer tomo de " en busca del tiempo perdido", la colosan novela de Marcel Proust. Una de sus especialidades, aparte de la indagación psicológica de sus personajes, son las descripciones largas y poéticas, rebosantes de una voluptuosidad que llega a extremos orgiásticos. En la segunda parte , se divide en tres, encontré este párrafo que es un joya de un valor incalculable:

Hay en el violín- si no se ve el instrumento y no se puede relacionar lo que se oye con su imagen, la cual modifica su sonoridad- sonidos tan parecidos a ciertas voces de contraalto que uno tiene la ilusión de que una cantante forma parte del concierto. Alzamos la vista y no vemos nada más que las cajas de los violines, preciosas como estuches chinos, por un instante aún nos engaña la falsa llamada de la sirena; otras veces , creemos oír un genio cautivo que se debate en el fondo de la docta caja, embrujada y palpitante, como un diablo encerrado en una pila de agua endita; a veces parece que por los aires pasara un ser sobrenatural y puro difundiend su invisible mensaje.

2 comments:

Helena said...

Hola, del "camino de Swam" recuerdo la descripición de un momento particular de su vida, en la que su madre sube la escalera para despedirlo, puede ser? o mi memoria ya anda cuando quiere?
Me contaron anécdotas curiosas; como que preguntaba características de la indumentaria que una persona había utilizado en algún cóctel y éstos ya no recordaban qué habían usado y Marcel les decía, no recuerda que tenía usted un sombrero rojo con una pluma...
También me dijeron que no soportaba mucho estar con gente, pero bueno, uno nunca sabe, debería leer alguna biografía.
Los siete tomos me quedarán para cuando tenga algo más de tiempo, son imperdibles.
Saludos, buena elección.

Santiago said...

Si, me acuerda de esa parte, el que describe es la voz de la novela: el que recuerda a sWAM y a los duques de Guermantes.

De la vida de Marcel Proust no sé nada, en algún momento tendré que leer alguna bio.

Saludos