Tuesday, July 24, 2007

La memoria en imagenes

Antes era un poco reacio a que me sacaran fotos, y no porque sea feo, sino por una cuestión emocional: si de repente me querían sacar una foto en un mal momento, pensaba que era como inmoralizar mi estado depresivo temporal, reflejado en mi cara con sonrisa artificial. Esto fue 10 años atrás, ahora mi concepción de la fotografía es otra, disfruto mucho de ver los álbumes familiares, y me dejo fotografiar un poco más, pero el ritual me sigue pareciendo tedioso, que un poco más a la derecha, que te da el sol de frente, digan whisky y demás convencionalismos. Es como el complemento de la memoria, en vez de esforzarnos por recordar con exactitud la cara de algún pariente ya fallecido, podemos ayudarnos con la foto. Pese a que hay una explicación técnica al fenómeno de la fotografía, me gusto verla como algo mágico, me niego a encerrarlo todo en el terreno de la lógica, éste debe ser mi costado de niño imaginativo que aún vive en mí. ¿ Y si jugamos a inventar nuevas formas de sacarles fotos a la gente? En vez de pedirles que posen, podemos estar el acecho de sus sonrisas más espontáneas, no buscar que estén parados de la mejor forma, sino la frescura de la naturalidad, con esto me refiero a las fotos que nos sacan los familiares en las reuniones, donde hace falta creatividad.


Una vez, no hace mucho, me abuela me mostró un álbum familiar que me conmovió: que extraño fue ver a mi padre cuando niño en una foto en blanco y negro, a alguien que hoy forma parte de mi vida, pero en un tiempo en el yo no existía en su vida. Fue como espiar un poco en un pasado muy ajeno a mí, donde el no soñaba todavía con tenerme, solo jugaba y sonreía.


LINK: Magnum Photos




5 comments:

Alejandra said...

Ver fotos de familiares o amigos que fueron hechas hace tiempo, es magnífico. Poder verlos con expresiones infantiles, o tal vez con aquellas que uno no les ha visto.

También soy esquiva a que me saquen fotos, disfruto más cuando soy quien lleva la cámara, de incógnito...todos salen espontáneos y es más, se los ve mejor que cuando posan para la foto.

Saludos.

Fer said...

Yo amo las fotos, tengo períodos en que saco muchas y otros ninguna. Épocas en que me gusta salir en las fotos y épocas de fotógrafa. Me gustan las fotos del momento actual, las del pasado también pero a veces tienen un dejo de nostalgia tan fuerte que sólo puedo verlas de a pedacitos...
Me encantó lo que contás de tu viejo, muy lindo...
un beso

Luz said...

Lindo post! :)
De más chica odiaba que me sacaran fotos...complejos adolescentes, en fin.
Ahora me gusta, sobre todo si estoy con amigos o gente que quiero. También me gusta mucho estar detrás de la cámara.

Lau said...

Coincido con el tema de tomar fotos espontáneas, a mi me encanta, aunque al fotografiado tal vz lo tome por sorpresa, es capturar el momento como viene.

Anonymous said...

De alguna manera, sacar fotos implica, tal vez de manera simple, una creación artistica, cuando uno quiere sacar una foto, creo que quiere perpetuar no solo las imagenes, no solo documentar el momento o acontecimiento, sino también los propios sentimientos, la manera en que "vemos" ese evento o que resaltamos de ese momento, creo que cada foto que uno saca, es algo que uno siente, piensa,sueña o imagina que quiere plasmar. Como en todos los actos, dime que fotos sacas o a uqe te gusta fotografiar y tal vez pueda conocerte un poco más.-