Thursday, July 12, 2007

Te digo lo que pienso


Quizá suene arbitrario, pero es lo que siento ahora y lo voy a decir: Sin haber leído a muchos filósofos antes, puedo decir que luego de la lectura de “El crepúsculo de los ídolos,” “ Ecce homo” y “El anticristo,” Friedrich Nietzche probablemente sea para siempre mi filósofo preferido. ¿Y por qué él? Por la fuerza arrolladora de su prosa poética, la vehemencia con la que transmite sus pensamientos, su fina inteligencia y su sensibilidad para las expresiones artísticas; leerlo me proporciona mucho placer , entro en un estado de éxtasis que me llena de vitalidad, y por sobre todo me hace pensar.

Para reflejar como pienso que se debe leerlo hago una analogía: hay que ser un buscador de pepitas de oro, saber ver más allá de los superficial, animarse a bucear en la mente de ese Alemán vanidoso, cruel, aristócrata, sensible, punzante, culto, enfermo, contradictorio, y quien sabe cuantos más adjetivos, pero muy sabio. Algo muy importante para todo aquel que quiere comenzar a abordar su obra: es tener una actitud abierta, es preferible que antes lea algún material sobre el autor para prepararse, para no quedar influenciados por los juicios que puedan hacer personas de su entorno, que hayan leído alguna vez algo muy por arriba. Hay acerca de él muchos lugares comunes dando vuelta, quedarse sólo con eso es de mucha bajeza intelectual, algunos dicen que era medio nazi, pero en un libro suyo los destroza a los alemanes, así que hay leerlo para hablar.


Algunos prefieren no ser influenciados por los libros; yo en cambio estoy abierto a lo que me puedan brindarme para mi crecimiento: Luego de leer “El anticristo” y de llevar un tiempo pensando en el tema, es hora de admitir que soy ateo, cosa que no considero una mala palabra, y ojo, esto no significa que no creo en nada y no tengo valores, soy un persona que disfruta del mundo tal cual es, a la que le parece infantil creer en un más allá donde todo es más lindo. Las creencias de cada uno son de uno, así que las respeto, y espero ser respetado.A los que no creemos en un díos todo poderoso, nos basta con sentir la existencia para que nuestra vida valga la pena, creer o no creer no es nuestro preocupación. Cuando era chico, por una cuestión de tradición me hicieron tomar la comunión, no me preguntaron si quería o no, no tuve opción. Hoy que ya soy un adulto y puedo elegir, pienso que fue una estupidez haberlo hecho, porque no lo hice convencido, y se notaba, ya que no volví nunca más a misa. Hubo un tiempo en que me sentí culpable, me sentía en falta por no ir; hoy puedo decir que supere ese leve trauma, y puedo vivir en paz.


LINK: Qué quiere decir ser ateo


2 comments:

Amazona said...

mi favorito de Nietzsche es "Humano, demasiado humano". es como un manjar que si te bebes con premura te rasga la garganta, pero si te marinas en él, si lo paladeas, descubriras siempre algo.

esos descubrimientos se convierten en pepitas de oro.

Santiago como disfruto leerte! gracias

Santiago said...

Me alegro mucho que lo que escribo te haga disfrutar, en parte es mi objetivo.


Saludos